Skip to content
Catholic Online Logo
CTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, que por el amor que tenéis a los hombres estáis de noche y de día en este Sacramento, todo lleno de piedad y de amor, esperando, llamando y recibiendo a todos los que vienen a

visitaros: yo creo que estáis presente en el Augusto Misterio del altar, os adoro desde el abismo de mi nada y os doy gracias por todas las mercedes que me habéis hecho, especialmente por haberme dado en

este Sacramento vuestro cuerpo, vuestra sangre, vuestra alma y vuestra dignidad, por haberme concedido como abogada a vuestra Santísima Madre la Virgen María, y por haberme llamado a visitaros en este lugar

santo. Adoro vuestro amantísimo Corazón, y deseo adorarle con tres fines: el primero, en agradecimiento de esta tan preciosa dádiva; el segundo, para desagraviaros de todas las injurias que habéis recibido

de vuestros enemigos en este Sacramento, y el tercero, porque deseo en esta visita adoraros en todos los lugares de la tierra, donde estáis sacramentado con menos culto y más olvido.

¡Jesús mío!, os amo con todo mi corazón; pésame de haber tantas veces ofendido en lo pasado a vuestra infinita Bondad; propongo, ayudado de vuestra gracia, enmendarme en lo venidero; y ahora, miserable como

soy, me consagro todo a Vos; os doy y entrego toda mi voluntad, mis afectos mis deseos y todo cuanto me pertenece. De hoy en adelante haced, Señor, de mí y de mis cosas todo lo que os agrade. Lo que yo

quiero y os pido es vuestro Santo Amor, la perfecta obediencia a vuestra santísima voluntad y la Perseverancia final. Os encomiendo las almas del Purgatorio, especialmente las más devotas del Santísimo

Sacramento y de María Inmaculada, y os ruego también por todos los pobres pecadores. En fin, amado Salvador mío, uno todos mis afectos y deseos con los de vuestro amorosísimo Corazón, y así unidos los

ofrezco a Vuestro Eterno Padre y le pido en vuestro nombre que por vuestro amor los acepte y los mire benignamente. Amén.

Rezar seis Padrenuestros, Avemarías y Glorias y la comunión espiritual.
COMUNIÓN ESPIRITUAL

Oh Jesús mío, creo que estáis en el Santísimo Sacramento; os amo sobre todas las cosas y deseo recibiros dentro de mi alma. Ya que ahora no puedo hacerlo sacramentalmente venid a lo menos espiritualmente a

mi corazón. Como si ya hubieseis venido, os abrazo y me uno todo a Vos; no permitáis jamás que vuelva a abandonaros.

- De la desgracia de recibir indignamente vuestro Cuerpo y Sangre, líbranos, Señor.
- De la concupiscencia de la carne, líbranos, Senor.
- De la concupiscencia de los ojos, líbranos Señor.
- De la soberbia de la vida, líbranos, Señor.
- De toda ocasión de ofenderos, líbranos, Señor.
- Jesús, oídnos.
- Jesús, escuchadnos.

V. Les habéis dado un pan venido del cielo.
R. Un pan que encierra toda dulzura.

Rezar a continuación la oración del día que corresponda:

DÍA PRIMERO
¡Oh Dios, que en el admirable Sacramento nos dejasteis una memoria de vuestra Pasión!, os rogamos, Señor, nos concedáis que de tal manera veneremos los misterios de vuestro Cuerpo y Sangre que perennemente

sintamos en nosotros el fruto de vuestra redención: Vos que vivís y reináis con Dios Padre, en unión del Espíritu Santo. Dios por todos los siglos de los siglos. Amén.

Alabado y bendito sea para siempre y a cada instante cl Divino Santísimo Sacramento del Altar.

__________
DÍA SEGUNDO
Dulcísimo Jesús Sacramentado, ya que todo lo puedes, remedia mi impotencia. Sin Ti, ni tan siquiera puedo pronunciar tu dulcísimo Nombre.

Ya que os dignáis aceptar mis humildes adoraciones, haced que cada día sean menos indignas de Vos. Os lo pido, Señor, por mediación de la Santísima Virgen María, vuestra dulcísima Madre y Madre mía también,

y de mi Padre el Patriarca San José y de San Pascual Bailón, nuestros Patronos y Protectores de nuestra obra de adoración. ¡Oh buen Jesús, que vives y reinas por los siglos de los siglos! Amén.

__________
DÍA TERCERO
Soberano Señor Sacramentado, yo creo en Ti, espero en Ti, te amo con todo mi corazón. La memoria de mis pecados oprime mi alma con un vivo dolor. Concédeme el perdón y la paz de una reconciliación perpetua.

La vista de las virtudes que me faltan y que sinceramente debo adquirir, juntamente con mi debilidad e impotencia, me llenan de angustiosa ansiedad. Concédeme, Señor, la victoria sobre mí mismo y las

virtudes que necesito, para que mi adoración sea pura, perfecta y santa. Os lo pido por mediación del Sagrado Corazón de María, mi Madre, y por tu Sagrado Corazón, dulcísimo Jesús, que vives y reinas por los

siglos de los siglos. Amén.

__________
DÍA CUARTO
Virgen Santísima, pon en mis labios y en mi corazón el Magnificat de tu eterna gratitud a Nuestro Señor Jesús, tu Hijo Santísimo. Alabado sea tu santo Nombre. ¡Oh María, Madre de la Eucaristía!, adoctríname

en el amor de Jesús Sacramentado; introdúceme en el Sagrado Corazón Eucarístico para que en Él y por Él dé gracias sin fin al Eterno Padre, que con el Verbo Encarnado y el Espíritu Santo vive y reina por los

siglos de los siglos. Amén.

__________
DÍA QUINTO
¡Oh radiante Sol de la Eucaristía! Con perfección infinitamente mayor que el sol de la tierra, Tú iluminas, enciendes y fecundas el mundo sobrenatural de nuestras almas. Tú conviertes nuestro ser terreno en

otro ser celestial y divino. Vuelve a nosotros como vencedor de las densas sombras de la falsa humildad, del temor servil con que la herejía quiso apartar de Ti a las almas. Despierta en tu pueblo la antigua

vida eucarística, vida de luz y de amor, de sacrificio y de alegría, principio y continuación de la eterna vida, que es adorarte, servirte y amarte en tus tabernáculos para continuar nuestra vida de

adoración en los cielos. Amén.

__________
DÍA SEXTO
¡Oh Soberano Señor Sacramentado! Por un deber y un estímulo de mi conciencia, deseo con toda mi alma reparar el mal de mis pecados e ingratitudes cometidos contra Vos. Por un deber de caridad con mis

prójimos, deseo reparar todas sus ofensas, desagraviar vuestro Divino Corazón, consolaros y atraer vuestro Divino Corazón, consolaros y atraer vuestro perdón sobre mí y sobre mis hermanos, sobre todos los

hombres. A ello me mueve el amor que os profeso sobre todas las cosas, con todo el afecto de mi corazón, porque quiero veros triunfante, bendecido y alabado de todos los corazones. Uno mis deseos a vuestra

reparación infinita en el Santísimo Sacramento, mis pensamientos y mis obras, y sobre todas ellas, tu adoración perpetua, Real y Universal. Las uno a mi Madre Reparadora y por su Mediación os pido, con

humildad y confianza, el espíritu de la verdadera Reparación; a Ti, oh dulce Jesús mío, que, con el Padre y el Espíritu Santo, vives y reinas por todos los siglos. Amén.

__________
DÍA SÉPTIMO
Señor mío Jesucristo, que, derramando sobre los hombres las riquezas de vuestro amor, instituisteis el Sacramento de la Eucaristía, os suplicamos nos concedáis que podamos amar siempre vuestro Corazón

amantísimo y hacer un uso digno y fructuoso de este Augusto Sacramento. Vos que vivís y reináis con el Padre en la unidad del Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.

__________
DÍA OCTAVO
¡Oh Cristo Jesús! Yo os reconozco por Rey universal. Todo lo que ha sido hecho, ha sido creado por Vos. Ejerced sobre mí todos vuestras derechos. Yo renuevo mis promesas del bautismo, renunciando a Satanás,

a sus pompas y a sus obras, y prometo vivir como buen cristiano. Y de un modo particular, yo me obligo a hacer triunfar, según mis fuerzas, los derechos de Dios y de vuestra Iglesia. Divino Corazón de Jesús,

yo os ofrezco mis pobres oraciones para alcanzar que todos los corazones reconozcan vuestra Realeza Sagrada, y que así el Reino de vuestra paz se establezca en todo el universo. Así sea.


More en Español Prayers


Showing 1 - 91 of 91

More Prayers




Light a Virtual Prayer Candle

Four things to know about your candle on Catholic Online:

  1. Your candle will serve as a symbol of your sincere and prayerful intentions.
  2. Our prayer community will join you in prayer, multiplying the voices in petition with you.
  3. Your candle can be shared with friends and family, if you wish.
  4. These candles are perfect for loved ones, as memorials, and for those in need who are far away.
Light your own Candle
Lit Candles


Prayer of the Day

Advent Prayer

Lord God, may we, your people, who look forward to the birthday of Christ experience the joy of salvation and celbrate that feast with love and thanksgiving. We ask this through our Lord Jesus Christ, your Son, who lives and reigns with you and the Holy Spirit, one God, for ever and ever. Amen. continue reading

More Prayer of the Day

Prayer Cards by Catholic Shopping .com

In the centuries old Catholic tradition, holy cards or prayer cards are small, devotional cards for the use of the faithful. Prayer cards have an endless amount of use and make wonderful gifts and keepsakes.

More Prayer Cards


Daily Prayers by E-Mail

Prayer Requests newsletter icon

Get involved and pray for the intentions of those offering up their prayers! Join together to embrace and remember our brothers and sisters with their prayer intentions. 5 days / week. See Sample


Required


Pick a Prayer Section


Newsletters

Newsletter Sign Up icon

Stay up to date with the latest news, information, and special offers

Daily Readings

Reading 1, Judges 13:2-7, 24-25
2 There was a man of Zorah of the tribe of Dan, ... Read More

Psalm, Psalms 71:3-4, 5-6, 16-17
3 Be a sheltering rock for me, always accessible; you ... Read More

Gospel, Luke 1:5-25
5 In the days of King Herod of Judaea there lived a ... Read More

Saint of the Day

Saint of the Day for December 19th, 2014 Image

St. Nemesius
December 19: Martyr of Egypt. He was burned alive in Alexandria, Egypt, ... Read More

Inform, Inspire & Ignite Logo

Find Catholic Online on Facebook and get updates right in your live feed.

Become a fan of Catholic Online on Facebook


Follow Catholic Online on Twitter and get News and Product updates.

Follow us on Twitter