Article brought to you by: Catholic Online (www.catholic.org)

Nelson Mandela es símbolo de reconciliación, dice vocero de Obispos de Sudáfrica

By Aci Prensa (ACI/EWTN Noticias)
December 6th, 2013
Catholic Online (www.catholic.org)

El portavoz de la Conferencia Episcopal de Sudáfrica, Padre Similo Mngadi, aseguró esta mañana que la muerte de Nelson Mandela, ha sido una gran pérdida para todo el mundo y los católicos del país.

ROMA (ACI/EWTN Noticias) - "Mandela te hacía sentir humano y querer ser humano. Para los católicos y su libertad, si lo definiera en una palabra, sería: reconciliación. El era un punto de cohesión. Fue un hombre bueno que supo unir a todo el mundo", declaró el 6 de diciembre el P. Mngadi a ACI Prensa.

A la edad de 95 años la vida de Mandela se apagó ayer en su casa de Johanesburgo, a las 08:50 p.m., después de pasar cinco meses ingresado en hospital de Pretoria a causa de una infección pulmonar.

"La muerte ha tocado a todo el pueblo, él era un icono para todo el mundo, y trabajó en el pasado con varios cardenales de la Iglesia Católica y ha seguido trabajando hasta nuestros días", añadió el vocero de la Conferencia Episcopal.

En efecto Mandela fue un gran amigo de un sacerdote católico que con el tiempo, llegaría a ser nombrado Arzobispo de la Ciudad del Cabo, Mons. Stephen Naidoo que falleció en 1989.

Mandela sentó las bases de una nueva democracia en el país sudafricano, por ser el líder de la lucha por la abolición del apartheid, el sistema de segregación racial reinante en Sudáfrica que se mantuvo en vigor hasta el año 1993.

Tras estar preso por más de 27 años cumpliendo una condena que inicialmente era de por vida, Mandela fue liberado, recibió el Premio Nobel de la Paz y fue elegido democráticamente Presidente de Sudáfrica entre los años 1994 y 1999, dedicando la mayor parte de su mandato a la reconciliación nacional.

En una carta enviada en 1984 desde la cárcel a su amigo el Obispo de Naidoo, Mandela reconocía que el compromiso de la Iglesia Católica con los derechos humanos y en asuntos de justicia social le sirvieron de inspiración durante el cautiverio.

El 16 de septiembre de 1995 el Papa Juan Pablo II visitaba al Presidente Mandela en Johannesburgo, y tres años más tarde el mandatario sudafricano le devolvía la visita a la Ciudad del Vaticano. En ambos encuentros Mandela se refirió al Beato Juan Pablo II como "mi hermano".

La razón de la temporada: Haga clic aquí para saber más!

Article brought to you by: Catholic Online (www.catholic.org)